Semana Santa: Recomendaciones sobre el consumo de huevitos de chocolate

Semana Santa: Recomendaciones sobre el consumo de huevitos de chocolate 800 600 Educa Jugando

Semana Santa: Recomendaciones sobre el consumo de huevitos de chocolate

Se acerca Semana Santa y con ella la llegada del “Conejito de Pascua de Resurrección” a entregar huevitos de chocolate a los niños, quienes esperan con ansias el día domingo para salir a buscarlos.

Lamentablemente, esta costumbre puede implicar problemas de salud si no se consume de forma controlada, llegando a alterar la rutina alimentaria de los más pequeños.

La nutricionista Gisselle Bravo, conversó con Educa Jugando para entregar algunos tips respecto a su consumo y cuál es más recomendable para celebrar esta festividad.

¿En qué debemos fijarnos a la hora de comprar chocolates?

Lo más importante es elegir chocolates con alto porcentaje de cacao, con un mínimo de 75%, como el chocolate amargo o negro, ya que es más bajo en calorías, azúcares y grasas.

Se aconseja preferir chocolates pequeños y huecos en relación a un huevito macizo, ya que este último día puede tener hasta el doble de calorías.

Por último, leer los ingredientes y etiquetado nutricional del producto. Este debe incluir masa de cacao o manteca de cacao, azúcar, leche o frutos secos. Si en sus ingredientes se indican aceites o mantecas hidrogenadas de otros orígenes distintos al cacao, la calidad ya será menor.

Recordar que los ingredientes están ordenados de forma decreciente, es decir, lo que primero aparece es lo que contiene en mayor cantidad, entonces el azúcar debiese ser el segundo o tercer ingrediente. El cacao debiese aparecer de los primeros.

¿Cuánta cantidad debemos darles?

Es complejo dar una cantidad exacta, ya que depende de varios factores como: sexo, requerimiento energético, estado nutricional, si presenta alguna patología como resistencia a la insulina, síndrome metabólico u alguna intolerancia alimentaria.

Lo más importante es no abusar de su consumo, y como rango general no superar las 5 unidades de huevitos pequeños.

Además, la nutricionista propone algunas alternativas para disfrutar de una Pascua más saludable y rica:

  1. Pintar cáscaras de huevos. Podemos cocer huevos duros y luego pintarlas con los niños.
  2. Frutas o frutos secos bañados en chocolate negro. Pueden ser uvas, pasas, almendras, o el que más les guste a tus hijos.
  3. Huevos con sorpresas. Comprar huevos de plástico y llenarlos con sorpresas entretenidas para los niños, evitando el consumo de azúcar.